Conocé al Ciervo de los Pantanos: Un símbolo de la naturaleza correntina

El Ciervo de los Pantanos (Blastocerus dichotomus) es un monumento natural de la provincia de Corrientes y un tesoro invaluable de la fauna argentina. Este majestuoso animal, el cérvido más grande de Sudamérica, no solo es una especie emblemática, sino también un indicador clave del estado de salud de los humedales que habita. Su presencia o ausencia refleja la calidad ambiental de estos ecosistemas tan frágiles.

Un pasado extenso, un presente fragmentado

En el pasado, el Ciervo de los Pantanos habitaba gran parte del área subtropical y templada húmeda del país. Sin embargo, hoy su distribución se ha fragmentado, y se encuentra en poblaciones aisladas. El norte de los Esteros del Iberá alberga la población más grande de Argentina, con más de 8.000 individuos, un faro de esperanza para la supervivencia de la especie.

Para proteger al Ciervo de los Pantanos, se han implementado diversas estrategias en el Iberá, como prohibir la caza y retirar el ganado de amplios sectores de pastizal. Estas medidas han demostrado ser efectivas para aumentar la población de ciervos y mejorar la salud del ecosistema.

Amenazas que acechan

A pesar de los esfuerzos de conservación, el Ciervo de los Pantanos aún se encuentra en peligro. La intensificación de la ganadería, con sobrepastoreo y drenaje de humedales, sumado a las quemas recurrentes, caza furtiva, forestaciones, urbanizaciones y atropellamientos en rutas, ponen en riesgo su supervivencia. Actualmente el estado de conservación de la especie a nivel global es “Vulnerable”.

Es fundamental redoblar los esfuerzos para proteger al ciervo de los pantanos y su hábitat. El futuro de esta especie emblemática depende de nuestro compromiso con la conservación de los humedales y la gestión responsable de la producción.

Conocé más sobre la riqueza de la biodiversidad de la provincia de Corrientes.

© 2024 · Aves Argentinas · diseño y desarrollo web: Agustín Jaralampidis & María Del Castillo